Publirreportajes

Nace la primer empresa generadora de luz con basura.

La compañía regiomontana (Promotora Ambiental PASA), dedicada a la recolección de basura residencial y residuos industriales y comerciales, iniciará con uno de sus tres proyectos en junio de este año en León, Guanajuato y tendrá una capacidad de 2.8 megawatts. Las dos restantes estarán en Torreón y Tijuana y operarán a finales de este año.

 

 

 

 

 

 

 

 

Promotora Ambiental (PASA) creará una unidad de negocio de energía y con ello se estrenaría en el mercado de generación de energía eléctrica a través de biogás. Manuel González, director general de la compañía, detalló: “Seremos la única empresa recolectora de basura y residuos en el país que incursiona en la generación de energía eléctrica aparte de Simeprode (Sistema Integral para el Manejo Ecológico y Procesamiento de Desechos)”.

La inversión que se destinará para las tres plantas ascenderá a 380 millones de pesos. En el caso de León, la energía se la venderán al municipio para alumbrado público, la planta de Torreón tendrá una capacidad de dos megawatts y en Tijuana será de tres megawatts; ambas estarán operando a finales de este año y la inversión será de 120 millones de pesos cada una.

El directivo mencionó que la energía generada en la planta de Tijuana se venderá al municipio y la de Torreón probablemente se destine a Puebla, aunque dijo que no lo tienen definido.

Para la compañía este paso que está dando es muy relevante dado que se está convirtiendo el metano (gas de efecto invernadero) en CO2, para hacerlo menos letal, pero no sólo eso sino transformarlo en energía eléctrica verde.

Actualmente, PASA tiene 24 rellenos sanitarios en diferentes estados del país; uno más en Costa Rica y otro en Panamá.

De estos rellenos sanitarios en dos años más cinco de éstos estarían en posibilidades de generar energía eléctrica, uno de éstos sería en Cadereyta, Nuevo León.

Para este año, consolidarán esos mercados y adoptarán una política de cautela y una estrategia de eficiencia operativa.

Fuente: EL FINANCIERO.